Compaginación de caracteres; conoce con quien te llevas bien/mal

Entre los distintos tipo de  analisis psicográficos, existe uno llamado “compaginación de caracteres”  Es un tipo de informe para comparar la personalidad entre dos personas. Este tipo de informe es, especialmente, últil para descurbir que aspectos caractereológicos  se tienen afines o distintos  de cada una de las partes. Este  informe esta ecomendado para relaciones filiales (padres e hijos), parejas, amigos, jefe y subdinado,socios… No obstante,  este articulo lo vamos enfocar sobre las relaciones  laborales entre jefe y subordinado.

Una de las aplicaciones de la Grafología, en el área dedicada a empresas y sus recursos humanos, es el ajuste y formación adecuada de equipos de trabajo. Enfrentados a  la realización de un proyecto común, nada mejor para un exitoso resultado que la unidad y la compenetración entre las personas que trabajan juntas. Podemos hablar de compañeros de departamento, de una determinada área, o colegas de proyecto pero, ante todo y por principio, está la relación jefe-subordinado/s.

En este artículo, vamos a dar  algunas pautas caracterológicas, y su consecuente equiparación grafológica, que podrían considerarse las más adecuadas para que esta pareja profesional funcione como un auténtico tándem:

Capacidades intelectuales
Es esencial que el jefe tenga una visión del trabajo global, de conjunto, planificadora, frente a una actitud más detallista y pormenorizada en el subordinado.

Así también es preferible la capacidad de razonamiento lógico en el jefe complementada con la intuición del subordinado, de la misma manera en que se enfrentan la razón y el equilibrio del primero, contra el sentimiento y afectividad de trato en el segundo.

Grafológicamente, estos valores se traducirían en lo siguiente:
– Lógica: escritura ligada, sobre todo en zonas altas.
– Intuición: movimiento y variabilidad en todos los rasgos de la escritura, que será rápida y desligada.
– Visión global: tamaño grande, márgenes ordenados.
– Visión de detalle: tamaño pequeño o decreciente.
– Predominio de la razón: equilibrio en general, escritura vertical, con puntos de las ies y barras de la t  centrados
– Predominio del sentimiento: movilidad y variabilidad en general; escritura ligeramente inclinada a la derecha; formas curvas; mayúsculas unidas a la letra siguiente y firma situada a la derecha del texto.

Actitud ante el trabajo..
El liderazgo y el carácter impositivo del jefe en su papel de tal es fundamental frente a la subordinación y sumisión de las personas que están bajo su mando.

No es tan preciso, sin embargo, que la constancia en el ritmo del trabajo sea mayor en el caso del jefe por el hecho de serlo, sino que aquí debería existir un nivel análogo de comportamiento.

En cuanto al rasgo de la seguridad, siempre será necesario que el jefe esté seguro, seguro de sí mismo y del trabajo que realiza y que realizan los que de él dependen; si bien en el caso del subordinado, aunque es preferible una cierta seguridad, pueden permitirse en él algunas  inseguridades.

Esto nos lleva a afirmar lo mismo en el caso de la decisión-indecisión. No cabe duda de que el jefe debe ser decidido a la hora de afrontar nuevos proyectos. Decidido, dinámico, seguro… rasgos que arrastran de ese “abarcarlo todo”, de esa visión global que debe predominar en su carácter, y que se complementan perfectamente con la indecisión, lentitud, e inseguridades comunes en el subordinado que enlazan con su carácter detallista, su visión de la parte frente al todo, que implica cierta reflexión antes de llevar a cabo los proyectos.

Grafológicamente, detectaremos estos rasgos del modo siguiente:
– Dotes de mando: tamaño grande, sobrealzados, barras de la t  altas y mirando ligeramente hacia arriba, rasgos verticales de las letras más presionados que los horizontales.
– Sumisión: tamaño pequeño y rebajado, barras de la t bajas, rasgos horizontales más presionados que los verticales.
– Constancia: regularidad general, escritura ligada.
– Seguridad: escritura de tamaño grande, ligeramente inclinada a la derecha, firmeza en la presión.
– Inseguridad: escritura pequeña, invertida, presión débil.
– Decisión: tamaño grande; escritura inclinada a la derecha, así como los puntos de las ies y las barras de la t están situados también a la derecha. Escritura ligada, mayúsculas ligadas a la letra siguiente; margen de la izquierda grande o creciente y firma situada a la derecha del texto.
– Indecisión: tamaño pequeño; escritura invertida, con puntos de las ies y barras de la t situados a la izquierda. Escritura predominantemente desligada, con mayúsculas separadas de la letra siguiente; margen izquierdo pequeño o decreciente y firma situada a la izquierda del texto.

 Aspectos de comportamiento
Con respecto a la división caracterológica extraversión- introversión, será más favorable un dominante extrovertido en el jefe y el predominio de la introversión, podríamos decir aneja a su necesaria sumisión, en el caso del subordinado, aunque también pueden darse a igual nivel.

En cuanto a comunicación se refiere, será preciso el requisito de la  sinceridad por ambas partes, aún dotada de cierto grado de diplomacia aneja a su necesaria superioridad, en el caso del jefe.

Grafológicamente, hemos desarrollado estos valores de comportamiento de la forma siguiente:
– Extroversión: tamaño grande, inclinación de la escritura a la derecha, ligados,  óvalos abiertos a la derecha.
– Introversión: tamaño pequeño, inclinación invertida, regresiones.
– Sinceridad: óvalos abiertos por la derecha y sin rellenos, escritura rápida y perfectamente legible.
– Diplomacia: óvalos cerrados, con bucles en la zona media; escritura rápida y frecuentemente ilegible.

Le invitamos a que se ponga en contacto con nosotros si está interesado en nuestros servicios para buscar al mejor cándidato.

 

CA. Gabinete Grafológico

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *