“El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo” (Gustavo A. Bécquer)

Según definición de la Real Academia de la Lengua Española, “imaginación” es aquella facultad del alma para representar imágenes de las cosas reales o irreales. La imaginación es un don innato de las personas, ya que todos y cada uno de nosotros somos capaces de representar imágenes en nuestra mente, de elevar y “hacer volar nuestra imaginación” en un momento dado.

Ahora bien, otra cosa muy distinta es saber y ser capaz de proyectar esa inicial idea imaginada para sumergirla en un proceso creativo. Idear la idea es una cosa; crearla es otra.

Todo ser puede imaginar, ahora bien, no todo ser imaginativo puede ser creativo. Cabe deducir, por tanto, que la diferencia más esencial entre imaginación y creatividad radica en la materialización de la idea, en dar forma a la imagen imaginada, y en que esta forma esté dotada de originalidad.

Veamos pues cuáles son las características que definen la creatividad, así como su correspondencia grafológica:

Imaginación: la capacidad de idear, de generar ideas, de fantasear, reside principalmente en la parte alta de las letras.
La captaremos en:
•   los ligados altos de la escritura.
•  y la  parte superior de la escritura que sea  original y amplia.

Capacidad de observación y curiosidad: la escritura de tamaño pequeño o decreciente nos habla de capacidad de análisis, observación, percepción afinada; la zona superior de la escritura amplia, nos hablan de habilidades de captación y profundización en las ideas,  y los finales de palabra decrecientes, así como la proyección de los mismos hacia la derecha, nos darán indicio de ímpetu, curiosidad e iniciativa.

Autoconfianza y entusiasmo: la seguridad en sí mismo define al
creativo, ya que al ser amante de sus propias ideas, es a su vez amante de sí mismo. Su escritura será:
•  de base firme  y amplia.
•  con inclinación vertical o ligeramente inclinada a la derecha,
•  dirección horizontal o ligeramente  ascendente
•  la velocidad será ágil y suelta.

Originalidad: ésta se apreciará en las formas de la escritura,
    generalmente con:
•  relieves pronunciados.
•  buena presión.
•  el trazado será personalizado, vivaz y espontáneo.

Capacidad intuitiva: el ser creativo suele estar dotado de una
   acentuada intuición y vivir a pálpito de corazonada. Su escritura será:
          •  curva.
•  el conjunto  será  irregular.
•  y tendrá movilidad y será vibrante.

Sensibilidad y emotividad: la persona que es capaz de asumir el entorno y vibrar con él, lo proyecta en una escritura:
•  móvil
•  agitada y proyectada.
•  y ligeramente inclinada a la derecha como seña de entrega y   
   afectividad.

Somos especialitas en análisis grafológicos. Contacte ahora con nosotros.