¿Qué dice la firma de Pedro Sánchez, uno de los políticos de hoy?

 

firmaPS

 

En grafología, la firma es el sello o marca de la personalidad. Simboliza el yo más íntimo, puesto que nos representa ante los otros y ante nosotros mismos. No obstante, una firma que no acompañe texto es difícil de interpretar por sí misma. Sin embargo, aun en esas condiciones, sus rasgos nos permiten atisbar la personalidad del autor.

Por lo que respecta a la firma de Pedro Sánchez, nos encontramos con dos rasgos morfológicos relevantes. Por un lado, se trata, como vemos, de una firma con texto semi-legible, correspondiente al apellido y con una rúbrica sencilla.

Ello nos habla de una persona apasionada, con energía y capacidad de decisión, con tenacidad de ideas a la hora de perseguir los objetivos que se marca. Los rasgos de esta firma nos revelan que su autor lucha hasta la extenuación por aquello en que cree, y defiende sus posturas a capa y espada.

Mentalmente es una persona con ideas propias y personales. No se deja seducir fácilmente, a no ser que las circunstancias le sean totalmente adversas y deba cambiar de táctica. Posee un carácter más abierto en su plano social que en su plano íntimo y personal, incluso a veces llega a ser demasiado duro e intransigente consigo mismo. Por otro lado, es una persona que va de frente -aunque puede llegar a ser incisivo- y le gusta cuestionar las cosas por el simple hecho de hacerse notar.

A Pedro Sánchez le gusta ser admirado. El dinero no es su prioridad, pero sí busca reconocimiento social y poder, en este caso, político. También se vislumbra una cierta timidez –le cuesta abrirse a los demás- pero que intenta disimular mostrando una intensa energía y vitalidad física.

Pedro Sánchez, en la situación en la que se encuentra políticamente, va a intentar llegar hasta el último escenario posible, -por su tenacidad mental-Aunque posee algunos aspectos en su personalidad dignos de un político, como vitalidad, decisión, pasión por lo que hace…, observamos que estos aspectos positivos son  matizables, por una cierta cerrazón metal  -inflexiblidad-, que se hace presente cuando debe afrontar nuevos planteamientos o cambios  que no están en su objetivo inicial.

Su firma también revela que, tras su aparente cordialidad, se esconde un carácter pertinaz, lo cual favorece el no desviarse de los objetivos que tiene marcados. Resulta curioso que cuando Pedro Sánchez se equivoca, o cuando las cosas no salen como él piensa, su postura se refuerza más si cabe, y continúa “a la “carga” y tan solo cambia de estrategia.

Seguiremos  analizando firmas de otros politicos.

Gabinete Grafológico

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Maria dice:

    Coincido con el análisis realizado. Saludos.

  2. CA Gabiente Grafológico dice:

    Gracias María porque te haya gustado el análisis y coincida con tu apreciación.
    Saludos

    Consuelo Anguix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *