¿Qué dice la zona inferior de nuestra letra?

Con este artículo terminamos de analizar el significado que tiene cada una de las tres zonas simbólicas que tiene la letra. En esta ocasión vamos hablar del significado gráfico y caracterológico que tiene esta zona en la letra.
Ya comentamos que el simbolismo de la escritura se lo debemos a M. Pulver, uno de los padres de la grafología. M. Pulver en su obra “El simbolismo de la escritura”.

Recordemos, nuevamente, que la escritura consta de 3 zonas, superior, media e inferior –y que podéis recordarlos en anterior  artículos – superior y media -. Pues bien, ahora hablaremos de la zona inferior.

Zona inferior – física e instintiva

La zona inferior de la letra muestra los siguientes aspectos caracterológicos:

  • Los instintos.
  • El materialismo.
  • El inconsciente.
  • La sexualidad.
  • Los impulsos.
  • La seguridad.
  • Etc.

A nivel gráfico, es la zona que más nos recuerda a nuestros ancestros, instintos  y carácter. Esta zona la forman las letras que bajan j,y,g,p,q, f.

Esta zona de la letra, no es tan compleja a nivel gráfico en lo relativo a la ”legibilidad de la escritura” como es la zona media –recordamos que todas las letras comienzan/termina o se forma en la zona media; como por ejemplo las vocales, m,s,r… Pero aunque no afecte tanto a la legibilidad de la letra, si afecta al orden y organización de la escritura, pues los trazos que bajan de estas letras, son los que dan equilibrio y verticalidad a un escrito; en Reeducación Gráfica, les llamamos “trazos estructurales” y son los primeros ejercicios que se corrigen de una letra. Además, nos informan de la estructura de defensa que un niño o adulto tiene. Pongamos un ejemplo, si las letras de esta zona son muy cortas o la presión es débil, nos está diciendo que ese niño/adulto no sabe cómo defenderse cuando se ve amenazado por un entorno desconocido, nuevo…

Veamos un gráfico de esta zona
zona-inferior

De las 3 zonas simbólicas de la letra, ya hablamos del significado de cada una de ellas, ahora conoceremos algo más del significado de esta  zona inferior:

  • Cómo se defiende o no del entorno; por lo tanto, muestra cómo una persona se relaciona con los compañeros, amigos…
  • Dependiendo de la presión y longitud de las letras de esta zona, se observrá qué tipo de reacción puede aflorar de forma inesperada ante una situación nueva o complicada –violenta-paralizante, agresiva, pasiva .-
  • En el caso de los adultos, como siente su sensualidad y/o sexualidad.
  • Si es una persona práctica o no.
  • Si es materialista o no o cuáles son sus motivaciones ante la vida.                                                                                                    

En esta zona inferior es importante  para su análisis. observar entre otros rasgos:
El tamaño – si es proporcional, corto o largo en relación a la zona media.
La presión – si es débil, fuerte o muy fuerte.
La forma al final de la letra – si es curva o angulosa.

Muchos de estos aspectos gráficos, van a influir mucho en el resultado del análisis caracterológico y, por lo tanto, en la actitud social y del rendimiento del alumno relación con el aprendizaje.

Nos parece ilustrativo orientar al lector, nuevamente, de cómo se obtiene la medición de la letra.

“ Si la zona media de una escritura mide 1,5 mm (letra pequeña) la zona superior inferior debería medir 3 ó 3,5 mm; es decir, esta zona debería medir el doble o un poquito más de la zona media. Es frecuente que cuando encontramos una letra cuyas zonas superior e inferior son largas, se considera una letra grane, dado su aspecto gráfico, pues no es así, aunque sí cambia su significado”.

Como hemos visto, con tan solo dos o tres aspectos gráfico -como son  el tamaño, la presión y forma de la letra- y sin tener en cuenta otros aspectos adicionales como: la ocupación de página, los distintos tamaños entre letras, la variabilidad de inclinación y similares-, nos encontramos con perfiles caracterológicos distintos, pero cuyos resultados, en todos los casos, orientan a los padres y  profesores a muchas de las  dificultades o facilidades que los chicos tienen en relación al comportamiento y aprendizaje.

¿Cómo ayuda la reeducación gráfica a corregir la letra?
Vamos a comentar solo un ejemplo

Un escritura con  las uniones entre las letras  angulosas y presión fuerte o  muy fuerte

¿Qué se haría?
Se cambiaría el ángulo por la curva  –dando más amplitud a la letra-.

¿Cómo?
Cambiando los trazos angulosos por curvos. A través de unos ejercicios gráficos concretos y personalizados,   se van  interiorizando y reflejándose,  sin ángulos en las uniones  de las letras;  obviamente,   escribiendo de forma natural y espontánea, que es cómo se debe de escribir, por cierto.

Resultado
Al cambiar las uniones angulosas por curvas, se escribe más rápido y se da la escritura más claridad. Y lo mismo con la presión, cuando se presiona menos, hay menos cansancio muscular y se escribe más rápido.

A nivel conductual, se mejora la actitud, más abierta y menos encerrado en sí mismo, menos oposicionista. Cómo hemos indicado con los cambios gráficos también llegan pequeño cambios  en actitudes que intervienen a mejorar el rendimiento escolar. Y, por supuesto, pierde miedo a escribir, que no es poco.

La escritura angulosa, junta y muy presionada suele ser bastante  frecuente en niño/as con tda.

Si tienes alguna consulta que hacernos sobre la escritura de tus hijos o alumnos, puedes enviarla clientes@grafoespecialista.es la revisaremos sin ningún compromiso.

 

Consuelo Anguix
Maestra-reeducadora gráfica

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *